11.06.2009 La Comunidad de Marmaris Yacht Marina

11 junio 2009 en 13:16 | Publicado en Diario de a bordo | 2 comentarios
Etiquetas: , , , , , , ,

gesticulant la xerradeta

2 llamadas perdidas de BCN. Concretamente es el 93 224 0340. Ley de Murphy. No perdona. Pensé que a estas horas, los oficinistas “honrados” ya no estarían trabajando y si cumpliendo con sus deberes paternales, por lo que dejé el teléfono dentro del barco
para que no sufriera ningún percance. Me disponía a lijar la hélice.
Sea quien sea (mi agenda quedó en alguna caja en Tivissa), puede volver a intentarlo. Prometo llevarlo a todas horas y no presuponer nada.
Una vez empezado casi por el final, me voy a la mañana, donde pasé la mayoría del tiempo enviando certificados al seguro y haciendo llamadas y escaneando más documentos para ser enviados.
Durante este proceso, a lo largo del día, me he cruzado con muchas personas de la marina a las cuales nunca reconozco. La causa es muy sencilla: no nos miramos.
Por la noche y mientras cenábamos, le comentaba a Joan Antoni la poca comunicación que veo en este lugar. Acostumbrada a saludar cuando entraba a algún sitio o dar
los buenos días cuando me cruzaba con alguien, he vuelto a bajar la cabeza y ver solo sombras y bultos a mi alrededor. Ya no hay caras ni sonrisas ni amabilidad. Ya no
hay un gesto educado y humano. Ya no hay….Pero de la misma manera que todo esto ocurre en las oficinas o en el supermercado, cambia totalmente cuando con mi bicicleta,
cruzo la zona de trabajos. Aquí los turcos y kurdos, tienen siempre una mirada atenta cuando pasas por su lado, un café soluble a punto o un vaso de agua fría.
A falta de otro símbolo en el teclado (Bill Gates no me lo perdonaría), pondré una sonrisa  :-)

Anuncios

09.06.2009 Sin aliento

9 junio 2009 en 18:53 | Publicado en Diario de a bordo | 3 comentarios
Etiquetas: , , , , , , , ,

color, color?

Polvo, polvo y más polvo. Cubierta llena, bañera llena, interior lleno, narices llena y Suri llena. Ayer, todo era polvo por todas partes y no hubo manera de poder continuar
con nuestra agenda laboral Talula.
A primera hora de la mañana, apareció el “mordido” con el pasaporte de Suri. Otra vez y gracias a los gestos, le comunicó a Joan Antoni que le habían puesto una vacuna
(suponemos que la antirrábica). Cuando JA me pasó el pasaporte, vi en su interior una factura que probablemente sería el precio de la vacuna. Busqué rápidamente el dinero y Joan Antoni,  junto a un traductor, le pagó el importe. El mordido, le agradeció el gesto con un buen apretón de manos.
Esa misma mañana, Hammet nos trajo el teléfono de su hijo (un adolescente de 16 años), tal como nos lo había prometido. A pesar de insistirle que no hacía falta ya que
ese acto de generosidad, podía provocar un conflicto familiar de primer grado, él no lo dudó en ningún momento. Parece ser que entre los padres kurdos, aún queda algo de autoridad. Ahora ya tenemos teléfono para que el seguro pueda ponerse en contacto con nosotros pero aún así, nadie llama. Eso sí, cada día recibo un e-mail de alguien diferente pidiendo informes, fotos, presupuestos y comunicándonos que llaman pero no contestamos. Tal vez no marcan el prefijo de Turquía?. Quién sabe. Misterio.
Para quién tenga ganas de hablar un ratito con nosotros, el número es:
(90) 0534 321 0252

15.05.2009 Entre filtres i verdures

15 mayo 2009 en 17:33 | Publicado en Diario de a bordo | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , , , ,

Ahir era dia de preparació per un altre saltet cap a l’oest: posar gas-oil, comprar menjar fresc, revisar motor. Al fer això darrer veiem que el filtre d’aigua de mar està brut; per netejar-lo cal obrir la tapa, la qual es resisteix fins que…peta!. Problema!. Cal trobar un filtre nou!. Comencem a investigar i aviat veiem que no serà fàcil. Dos hores de trucades, voltes i preguntes més tard és evident que en aquestes latituds es fa entrar l’aigua directament al motor (?!) i que si volem un filtre nou, cal demanar-lo a Istanbul. Com si fóssim de nou al Pacífic, hem de recórrer al bricolatge creatiu; afortunadament Déu va inventar l’epoxi i a primera hora de la tarda tenim una tapa rehabilitada.

Una mica més tard ens visita en Goru qui ens regala dos bosses a rebentar de fruita i verdura; diu que ho ha recollit a l’hort del pare, però és evident que ho ha comprat a un supermercat i pagat de la seva butxaca la qual, intuïm, no està sobrada; ens deixa ben clar  que no vol res a canvi, de manera que no ens queda altre que acceptar el regal humilment. El nostre dèficit de Karma amb els que menys tenen, no deixa de créixer.
Com que demà ens separarem del Champfleury, veler francès amb qui venim compartint estela des del Líban, anem a sopar plegats a un restaurant on, per un cop, intentarem saltar-nos el “Tantuni”, el fast-food local. Mengem una selecció d’especialitats de la regió, totes delicioses i amb noms impronunciables; per regar-ho, tastem el “Salgam Suyu”, beguda de color vermell intens i de gust salat i picant, feta de raves, especialitat de Mersin. Filtres no en tindran, però a la taula poc els podem ensenyar.

14.05.2009 Sin viento

14 mayo 2009 en 17:34 | Publicado en Diario de a bordo | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , , , , ,

Tras visitar al Sr. Suleiman de aduanas y tomarnos con él el té de rigor, le dejamos el papel que se le había olvidado coger el día anterior y nos fuimos a visitar la ciudad y de paso, hacer unas cuantas compras que hacían falta.
Paseando por la zona comercial de Mersin, uno se siente en casa. Su mercado es bullicioso y lleno de pescados que ya podemos reconocer casi en su totalidad. Sus colmados están repletos de aceitunas y quesos que a base de ir probando (no paran de ofrecerte comida y bebida), se te pasa la hora del almuerzo sin darte apenas cuenta.
Por la tarde, ya en el Talula, vino Goru a visitarnos. Este chico, el día anterior nos ofreció su ayuda en la oficina de correos ya que necesitábamos enviar una carta
certificada. Algo que parece tan sencillo, es muy difícil de realizar si no te puedes comunicar mínimamente con tu interlocutor. Pero gracias a Goru, la gestión se realizó
con éxito en menos de un cuarto de hora.
Mientras tomábamos una cerveza, él es protestante, hablamos de Turquía y de las dificultades que está atravesando con este gobierno que evidentemente, no es de su
agrado y que además, le preocupa enormemente hacia dónde está llevando a su país.
Más tarde y apovechando los últimos rayos de sol, fui a internet para bajar el parte del tiempo.No hay viento para continuar hacia el Oeste así que tendré que poner más diesel al depósito para la siguiente singladura que será hacia Alanya.
Y por la noche, tocó super cena a base de crema de calabacín, sardinas rebozadas y cómo postre, una buena bandeja de quesos. Todo esto acompañado con vino turco y
un pan de semillas de sésamo que es tan bueno que cuesta que llegue entero al Talula.

10.05.2009 Hola y adiós

10 mayo 2009 en 22:57 | Publicado en Diario de a bordo | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , , , ,

Una vez más, ayer fue un día de despedidas.

Mientras el gerente de la Marina se encargaba de todo el papeleo para hacer la salida del país, nosotros estábamos ocupados en llenar nuestro depósito de agua potable (en la zona de Jazmieh apenas les llega el agua para beber a través de las tuberías públicas) y de tomarnos nuestro último café libanés en compañía de Rita, una más que nos agasajó con todo su cariño y hospitalidad.
A las 11 abandonábamos definitivamente Líbano y tras varios Oscar Charlie para comunicarles que salíamos del país, éstos no nos dejaron en paz hasta que abandonamos las aguas territoriales libanesas.
Luego llegó el turno de la fragata de guerra de las Naciones Unidas qué tras más de 10 minutos de cuestionario tras un Ok captain después de cada respuesta, el viento nos abandonó y volvió a rugir la “voz de Constantino”. Y ahí vamos, con Constantino trabajando hacia Siria; siguiente parada: Lattaquie.

02.01.2007 A un día

2 enero 2007 en 12:24 | Publicado en Empezamos | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 Se fue Carlitos y tras días de reflexión se tomó la decisión: cruzamos el canal. Pero desde entonces, han pasado tres meses y las experiencias empiezan a tomar esa tonalidad en donde lo bueno y lo malo se matiza para dejar paso a nuevas vivencias e incertidumbres.
Como he dicho antes, se fue Carlitos y nos quedamos un mes en Portobelo. Aquí la rutina se adueñó de nosotros mientras esperábamos material para el barco. Iban pasando los días y lo que tenía que tardar una semana en llegar pasó un mes y seguíamos igual pero, a mediados de octubre, la rutina se rompió con la presencia de Xavi y de Tene.


Una vez todos instalados en el Talula, nos fuimos rápidos para San Blas para aprovechar al máximo esos 12 días que habían rascado de sus múltiples obligaciones (entre ellas las de papa y mama de dos pequeñajos de 4 y 6 años), para estar con nosotros y disfrutar de unos días del sol caribeño en islas donde los kunas son la nota más exótica junto con sus molas.

 Y así fue durante este tiempo en los que la familia Caubet Pauwlowsky, disfrutaron de días soleados y de una luz excepcional de San Blas aunque con más viento del deseado y con una mochila de menos.

Esta vez le tocó a Xavi el caos de Air Madrid y a nosotros también ya que la génova nueva que venía con ellos, no llegó tampoco a su destino. Pero eso no hizo que dejáramos de disfrutar de unos fantásticos tigres de la pastelería Canal

 que vinieron a buen seguro junto con más especialidades de nuestra tierra que nos hizo recuperar esos sabores tan olvidados.
A la vuelta de San Blas y una vez en Ciudad de Panamá, nos despedimos de esta entrañable pareja que después de recuperar lo perdido, nos volvimos a Portobelo cargados de regalos y de muchísima energía de la buena y de un cargamento de generosidad.
Una vez vuelta a la normalidad, tomamos rumbo al norte del país para visitar Escudo de Veraguas y la laguna de Chiriquí. Tras llegar a Escudo, a la mañana siguiente, nos decidimos ir a Chiriquí ya que el fondeo estaba muy poco protegido. Contra viento y corriente y pasando penas y lágrimas, conseguimos
llegar al segundo objetivo ya entrada la noche y navegando entre rocas y bajos. De esa noche recuerdo el ruido de las olas chocando contra los arrecifes y de la piel de gallina que se me ponía a tan poco grato sonido. Pero a eso de las nueve, entramos finalmente en la bahía y al día siguiente nos fuimos al fondeo
recomendado en la guía.
Laguna azul fue durante 10 días nuestro pequeño refugio.

Esa misma noche empezó a soplar un viento fuerte que rugía y rugía y no paró hasta al cabo de 6 días, acompañado de una lluvia que inundó todo lo que encontraba a su paso. Y así pasamos este tiempo que desde el 1985 no había ocurrido nada igual y que para otras embarcaciones no tuvieron la misma suerte y tampoco para varias islas de Kuna Yala que quedaron totalmente inundadas. Pero una vez pasado el temporal, disfrutamos de días de calma en un enclave que sin tener nada destacable, nos encantó a Joan Antoni y a mí.
Y antes de volver a levantar el ancla, aproveché una pequeña cascada para hacer la colada supervisada por una india que me recriminaba lo mal que golpeaba la ropa sobre la piedra. No es que le encontrara mucha técnica pero tampoco quería ofender a la señora por lo que me abstuve de seguir golpeando y me decidí por la forma clásica de restregar con los nudillos. Por la tarde volví con Joan Antoni para tomar una ducha de agua dulce y de paso acabar de lavar un poquito más de ropa. Mientras yo estaba frotando, Joan Antoni decidió hacer una pequeña excursión a una cabaña que estaba un poco más arriba de la cascada. En cuestión de minutos, veo que pasa como alma que lleva el diablo directo hacia la orilla para refugiarse en el auxiliar y esperarme allí. Cuando volví, Joan Antoni me explicó que un pavo indignado con su presencia, pretendió atacarle. Éste quiso defenderse echándole un coco y al ver que la bestia negra no se apartaba ni un milímetro, decidió tomar otra salida tal vez la menos digna pero en este caso la más eficaz: correr con toda su energía y sin zapatos pisando para su total humillación una porquería de vaca por lo que no se rompió la crisma de milagro. Una vez recuperado del susto y yo partiéndome de risa, nos fuimos al Talula para pasar la última noche en laguna Azul y prepararnos para volver a nuestro querido San Blas ya que empezábamos la segunda ronda de charters.
Casi dos meses más en estas islas donde hemos pasado las navidades y Nochevieja trabajando por un lado y celebrando estos días tan señalados con amigos de otros barcos por lo que estas fechas las he podido pasar con más alivio y menos tristeza que en años anteriores.
Y así el 4 de enero, con la misma sensación que cuando dejamos Brasil y despidiéndonos de amigos, de toda la gente con la que hemos trabajado, de kunas y de Uchutupu Pipi y Uchutupu Duma, es decir, los cayos Chichimé,

partimos hacia Colón para empezar a tramitar los papeles para el cruce.
Ya en Colón, en la ciudad sin ley, hemos estado 5 días en la marina para poner al Talula bien limpito y llenarlo de comida hasta el último agujero disponible que hemos encontrado.

Hemos hecho los papeles y hasta nos han puesto una multa por no decir que nuestro barco hace 8 nudos; es decir, por decir la verdad. Sin entender muy bién porqué nos había tocado a nosotros la “broma” de tener que pagar 440$ de más, nos hemos agenciado con un tal Stanley que por el módico precio de 200$, no pagaremos la multa y tampoco el depósito de 850$ que te devuelven al cabo de 3 meses. En fin, malas jugadas que te hace la vida por no decir la mentira oficial que todos esperan oír y que saben perfectamente que ningún velero inferior a los 50 pies de eslora puede hacer.
Y así, ya otra vez fondeados y con el Talula rodeado de neumáticos para protegerlo de posibles golpes, estamos a dos días del cruce del canal.
Hace como dos noches que mi cabeza va a mil por hora.
En el bar de la marina que es un auténtico pub inglés, se respira un ambiente de fiesta y excitación increíble. Ahora hay como unos 50 barcos en el fondeo preparándose para el cruce. Todo el mundo está nervioso. Todo el mundo busca tripulantes para ayudar con las líneas. Todo el mundo va cargado de comida,
agua, cervezas, licores…..son días de mucha actividad pero de noches divertidas y de fraternidad entre los navegantes. Nos ayudamos y nos necesitamos.
Eso está bién. De aquí a poco ya estaremos al otro lado, quemaremos las naves como hizo Hernán Cortés y con la mirada hacia delante, siempre rumbo al oeste, nos espera un año de miles de millas a nuestra proa y en nuestra mente.

Sola en el olvido
Sola con su espíritu
Sola con su amor el mar

Estas palabras se oye una y otra vez en el Talula.
Cuando estuvimos en el Chagres, cuando llegó Carlitos al aeropuerto de Barcelona (según nos contó medio emocionado), cuando salimos de Chichimé y seguramente alguna vez más cuando crucemos el Pacífico.
Y así me sentiré en las miles de horas de guardia que me aguardan
Laura

PD: el 18 de enero entre las 12am a 16pm (no puedo saber exactamente a que hora pasaremos por la esclusa de Miraflores), estaré agitando mis manos delante de la cámara que emite en directo el paso de los barcos.
Para vosotros son 6 horas más si no recuerdo mal. http://www.pancanal.com es la web y creo que el link es views Miraflores. No lo he mirado todavía pero mañana mientras os envío esta crónica, miraré la web para daros más detalles. Mientras tanto, recibid un enorme beso y estas fotos de San Blas para el recuerdo.

Blog de WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.