08.09.2009 Impressions

8 septiembre 2009 en 18:39 | Publicado en Diario de a bordo | 2 comentarios
Etiquetas: , , , , , ,

Per tal de gaudir de les festes de Maó, decidim mudar-nos més a prop del centre urbà; l’opció més barata és una boia de fondeig: 21 E al dia, valga’m Déu!!!; els preus de les marines, tot i estar mig buides, són prohibitius; en José, el mariner que ens acompanya a la boia, ens dibuixa una situació pessimista: el turisme baixa any rera any, però els preus no paren de pujar i la qualitat del servei de baixar; comenta que el govern acaba de donar la concessió de tots els amarres de Maó a una empresa privada, la qual ha pagat una fortuna per ella; eliminaran totes les boies i faran pantalans; els preus pujaran encara més; d’on sortiran els clients?… Un cop a la nova ubicació escoltem les notícies de Catalunya Ràdio: que si l’Estatut, que si la finançació, que si Herri Batasuna i els seus hereus, que si el PP diu que no, …ens preguntem si realment hem estat fora cinc anys o ha estat tot un somni. Per la tarda baixem al poble per gaudir de les festes; multituds a tot arreu; he perdut la costum d’estar entre tanta gent i em sento fora de lloc; la gent em trepitja i m’empeny; no és res personal, però m’incomoda; la falta de costum fa que, cada cop que veig algun rètol o escolto a algú parlar en català o castellà, em sobto i els miro encuriosit, com si fossin compatriotes amb els que coincideixo lluny, lluny de casa, fins que recordo que no, soc jo qui ha tornat. Aviat comença el Jaleo, el gran ball-lluita amb els cavalls: l’orquestra toca un cop i altre el mateix “pasodoble”, les bèsties i els seus genets corren, salten, giren, aixequen les potes davanteres, les boques plenes d’escuma, mentre els mossos els persegueixen, els empenyen, els aixequen,… Aviat esdevé una situació eufòrica, catàrtica: tots correm amb els cavalls, els toquem, ens trepitgem, ens trepitgem; els nostres amics canadencs al·lucinen. Dues hores més tard de corredisses, suors, cops, empentes, pasodobles, sorra,.. la música para de cop, cavalls i genets se’n van i nosaltres ens retirem a prendre una cervesa (la primera Estrella!). És curiós, abans de sortir vaig assistir al Jaleo de Ciutadella i a la tornada em rep el Jaleo de Maó: vol dir això que he arribat a la terra dels cavalls o que la meva futura vida serà un jaleo?.

un jaleo raro

un jaleo raro

Anuncios

04.09.2009 Alghero

4 septiembre 2009 en 18:28 | Publicado en Diario de a bordo | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , ,

Poco después de levantarnos y esperando que el mundo se frotara los ojos, desayunamos y preparamos al Talula para entrar a una marina. Lo “vestí” con sus mejores galas y llamamos. La primera y pública no nos quiso por no ser un mega yate y la segunda, muy amablemente, nos vino a buscar a la entrada del puerto. Una vez amarrados, nos informaron que las duchas estaban cerradas y que no había WIFI en el recinto. A pesar de, el precio era razonable y la familia que gestiona la marina, muy amables. Tocó limpieza rápida ya que sólo teníamos un día para visitar la ciudad. A las 12am, Talula estaba desalado y la ropa colgada en los guardamancebos. Ducha en la bañera y estreno de zapatillas romanas. Visitamos la ciudad, otra alegría más de estas islas italianas, entramos en sus iglesias, paseamos por la muralla y por sus calles empedradas y curiosamente, llena de arbotantes, respiramos el buen aroma del Mediterráneo y al atardecer, nos fuimos a comprar y a preparar al Talula por si al día siguiente, podíamos hacer el salto hacia Menorca. Por la noche, tocó cena despedida en el casco antiguo que estaba desbordado de turistas y mañana, a las nueve, oiremos y bajaremos un parte para saber si es posible o no hacer la antepenúltima travesía de esta circunnavegación que nos llevará en breve a Barcelona.

03.08.09 Mdina

3 agosto 2009 en 11:45 | Publicado en Diario de a bordo | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Desayunados y duchados (con este calor lo hacemos al menos dos veces al día), nos fuimos a buscar el autobús que nos dejaría en la estación central y desde allí, cogeríamos otro para llegar hasta Rabat.

Paseamos por el pueblo, compramos champiñones en el mercado del domingo, visitamos las iglesias y poco a poco, nos fuimos dirigiendo a Mdina.Mdina

Pasamos por una de las puertas de acceso a la ciudad. La entrada impresionó. De repente, abrigados por sus murallas, todo se convirtió en una reluciente luz amarilla. Austeridad y silencio era lo que respirabas a cada esquina. Pero esta sensación se acabó de golpe, cuando llegamos a la plaza central y cientos de estudiantes italianos nos envolvieron.

JA

Tras recorrer Mdina y sin poder visitar la catedral hasta entrada la tarde, recorrimos el camino a la inversa y nos metimos en un bar/asociación de Rabat dónde, por un par de cervezas, nos pusieron la mesa llena de comida: pan con tomate y verduritas, caracoles, butifarra, aceitunas, una pasta de carne con verduras avinagrada buenísima, macarrones y al final, buñuelos de anchoas. Delicioso. Al principio, cuando entramos, la camarera no nos recibió con muy buenos ojos pero una vez nos puso los caracoles y tanto Joan Antoni como yo, los atacamos sin ningún tipo de miramiento, su cara cambió. Luego, hablando con ella y con dos camareros más, les explicamos que en Cataluña, también tomábamos pan con tomate y caracoles cocinados de diversas maneras. Como este local lo cerraban, fuimos a la búsqueda de un restaurante que ya habíamos visto para degustar la ternera con salsa de aceitunas y así, rematar la visita gastronómica. Esta vez triunfamos. De vuelta a Valletta, llegamos a la marina y conocimos a nuestros nuevos vecinos italianos. Poco después, llegó otro barco que pretendía colocarse entre nosotros. Nadie entendía que pretendía ya que no había espacio pero el patrón insitía en amarrarse. Todos empujando para minutos después, el hombre se convenciera que aquí no podía entrar. Eso si, durante esos minutos, me hizo sufrir por la pintura nueva del Talula que peligraba a cada centímetro que el hombre insistía en su testarudez. Al final se fue “amenazando” que volvería al día siguiente. Espero ya no estar cuando él llegue.

31.07.2009 Lamentos y soluciones

31 julio 2009 en 12:33 | Publicado en Diario de a bordo | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

Ayer fue un día de gestiones, llamadas y soluciones.

Nos pasamos el día buscando guías náuticas y decidiendo que camino tomar para volver a España. Joan Antoni prefiere la ruta Sur: Túnez y Argelia y yo, la ruta WNW: Sicilia, Cerdeña y tal vez el Sur de Italia. Eso supone tomar una decisión antes de comprar la guía ya que no hay ninguna que abarque todo lo que deseamos y teniendo en cuenta que nuestra economía se verá seriamente afectada, cualquier compra habrá que pensársela dos veces. Más tarde y sin decidir aún nada, fuimos a buscar los recambios que tras una dura negociación por parte de Joan Antoni, logró conseguirlos a mitad de precio. Es increíble los precios tan abusivos que giran alrededor del mundo náutico y especialmente de ciertas marcas de las que en muchas ocasiones, no te queda más remedio que pasar por ellas. Con las piezas en la mochila y las dos guías náuticas (El Sr. Victor de la tienda me las dejó para que las trabajara por la noche y tomara una decisión), llegó el turno de las llamadas. La segunda, al administrador, fue lamentable. Impotencia, rabia y enfado es lo que sentimos. Después de la llamada, nos fuimos a tomar una cerveza. Era la máxima hora de calor y teníamos que coger fuerzas para desmontar y montar las nuevas piezas de Edgar. Manos a la obra y por sexta vez vaciamos el cofre de popa, sacamos el brazo de Edgar, Joan quitó las piezas, yo le pasé las nuevas y en cuestión de una hora, ya teníamos piloto automático funcionando perfectamente. 9 de la noche. Cierre de popa arreglado, el chivato de la conexión de 220V cambiado y un super filete delante nuestro como gran comida-merienda-cena que sería rematado con un super tiramisú que hice el día anterior. Casi finalizando la cena, nuestros vecinos nos ofrecieron sushi y yo acepté encantada. Así pues, sushi, filete y tiramisú hicieron que recuperáramos la alegría y cómo no, el tener a Edgar arreglado.

30.07.09 Euros, euros, euros

30 julio 2009 en 12:50 | Publicado en Diario de a bordo | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , ,

Hi ha hagut sort i ahir vam aconseguir un forat a la Msida marina, la marina pública; els preus de l’altre, 80E la nit, que no els serveis, son excessius i no ens els podem permetre, especialment ara que, sense previ avís, els llogateres del nostre pis l’han deixat i ens hem quedat sense font d’ingressos!. En fi, ens haurem d’estrènyer el cinturó i fer números. Començarem d’aquí a poc estona quan anem a visitar al representant de Raymarine que demana 250E per el recanvi del pilot automàtic; fa 4 anys, a Trinidad, vam pagar 85 $ pel mateix i els que ens el van vendre no tenien cap retirada a la mare Teresa de Calcuta. També cal reparar per enèsima vegada la baluma de la gènova “nova” (quan tornem a Espanya caldrà tenir un canvi d’impressions amb el Sr. Planas); teníem la intenció aquest cop de portar-la a alguna veleria, però tal com estan les coses caldrà agafar agulla i fil. Ja som a Europa i aquí tot son euros. euros euros.

28.07.09 La ciudad amurallada

28 julio 2009 en 0:28 | Publicado en Diario de a bordo | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , , , ,

murallas

Eran las tres de la tarde hora local cuando entrábamos al puerto de La Valetta (Malta). Todo un recinto amurallado, dejaba un espacio libre para que pudiéramos asomar nuestra proa y contemplar semejante belleza. La piedra ocre estaba omnipresente allá dónde miraras y nos contaba muchas cosas. Entre ellas, de todas las invasiones que este puerto natural ha ido batallando a lo largo de los siglos.
Pero a pesar de qué queríamos contemplar esta ciudad que se nos iba abriendo poco a poco tal como íbamos avanzando, teníamos que buscar la marina que nos había ofrecido abarloarnos a lo largo de un muelle a falta de espacio libre. Es verano y todo está lleno.
Llegamos y nos colocamos tal cómo nos indicó un trabajador de la marina. No nos gusta. Talula es muy bajo y las lanchas pasan rápido, golpeándonos contra el muro.
No puede ser, así que llamamos a otra marina y como tienen un sitio disponible, nos vamos hacia allá. Salimos del puerto y damos la vuelta a una muralla para entrar a otro brazo de mar que a modo de canal, se va estrechando y colocándose por dentro del casco antiguo. Llegamos.  Llamamos y nadie viene a ayudarnos. De cualquier manera, conseguimos amarrarnos. El precio es dos golpes en las espinillas de ambas piernas.
Está atardeciendo. Voy a la oficina y la sorpresa casi me tumba cuando me informan que son 80E por día. Salgo aturdida y poco a poco me voy recomponiendo. Ahora entiendo porqué había espacio disponible. Giro la cabeza hacia la izquierda y veo una escalinata que lleva a una iglesia. La giro a la derecha y una góndola me saluda. Sigo mirando y me paro para contemplar mi entorno. Todo es ocre, verde y rosado. Un gato se pone entre mis piernas ronroneando. Un niño corre. Los bancos están llenos de gente mayor tomando el aire. Los oigo e intento descifrar algo de lo que dice. Es un idioma rarísimo, mezcla de árabe, inglés, alemán y vete a saber qué más. Me gusta este sitio aunque mañana habrá que buscar otro lugar para colocarse. 80E está fuera de nuestras posibilidades. Seguro que tendremos suerte. Quiero recorrer cada callejuela que veo, entrar en cada iglesia y visitar toda la isla.
Llego al Talula y limpio la cubierta y paso la aspiradora. Suri vuelve a mudar de pelo y está todo repleto. Voy a la ducha moderna modernísima que casi necesita libro de instrucciones para absolutamente todo y cuando salgo, veo a Suri y a Joan Antoni sentados en un banco conversando con una pareja. Me siento en el suelo y conversamos. Nos cuentan de un posible fondeo que habrá que confirmar mañana y de más cosas que necesitamos saber. Hay cosas a reparar.
Contentos al empezar a tener opciones, nos vamos a pasear y a cenar al lado de estas murallas que irradian calor cuando pasas a su lado. Me encanta.

18.07.2009 Talula alias cañón

18 julio 2009 en 16:30 | Publicado en Diario de a bordo | 1 comentario
Etiquetas: , , , ,

Levitha

A eso de las 6:30 de la mañana y antes de que el viento acabara de desayunar, salimos de la marina sin hacer mucho ruido para no despertar a los vecinos.
43 millas por delante para llegar a nuestro próximo destino: Levitha.
Como alma que lleva el diablo y con una media de 7 nudos, Talula avanzaba como si estuviera poseída. No paraba y el viento, esta vez, siempre lo teníamos en un buen ángulo que además, es el mejor para el Talula: ceñida descuartelada.
Pasando por el sur de Psérimos y de Kalimnos, a las 14.30 de la tarde y con un final durillo ya que las rachas de más de 35 nudos (íbamos a sotavento de la isla), hicieron que el barco se fuera constantemente de orzada y el agua sobrepasara la regala, llegamos y conseguimos la boya tan deseada. Eso si, tocó bañito ya que no podíamos levantarla del todo para pasar el cabo. Pero bueno, después de tan extenuante navegación, rápida e intensa, me costó muy poco meterme al agua.
Mañaña tal vez, nos quedemos un día más aquí disfrutando de esta tranquilidad, aguas limpias y paisaje desértico lleno de cabras.

17.07.2009 Proper salt: Ciclades

17 julio 2009 en 16:32 | Publicado en Diario de a bordo | Deja un comentario
Etiquetas: , , ,

El vent persevera, però les previsions diuen que aviat remetrà una mica i caldrà espavilar-se, deixar la seguretat de la marina, lliurar amarres,  aixecar veles i cap l’oest que falta gent!. Hem viscut castanyes més fortes que aquesta, les quals hem hagut de capejar  a l’ancla, però la veritat és que ens fa mandra sortir fora; cada cop que ens apalanquem en un lloc com aquest, després ens costa arrancar; no sé si és que ens fem vells,  que portem un empatx de milles o que ja fa un grapat de mesos en que navegar és sempre lluitar contra el mar, quant el que ens agrada és lliscar amb ell.
Potser són les poques ganes de marxar, però la veritat és que notem una diferència entre el tarannà dels usuaris d’aquesta marina, respecte als de Marmaris. Aquí la majoria son xarters i algun que altre veler particular que està de vacances ; no sé si en això rau l’explicació però el fet és que, “sin echar cohetes”, aquí la gent es saluda i, fins i tot, ocasionalment, poden somriure i dirigir-te la paraula. Malgrat això, demà tirarem cap a les Ciclades.

16.07.2009 La ronyonada i la crisi

16 julio 2009 en 13:50 | Publicado en Diario de a bordo | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , ,

Ahir el vent seguia, potser un pèl menys fort i més de nord, i el Beneteau continuava saltant impertèrrit al mig de la badia de Kos. Vam aprofitar per fer algunes feines que
no havíem pogut fer a Marmaris: pintat de la taula de la banyera, obra d’art del nostre amic Xavi Caubet, el Sant Josep de Vilanova; cosit d’un tram de la baluma de la gènova que, com que el vent no aconsellava desenrotllar-la i arriar-la, vaig haver de fer “in situ”, penjat com un xoriç de la driça d’espi, amb la cabellera al vent i castigant la ronyonada.
Per la tarda vam parlar amb un anglès que, fart dels preus abusius de les marines a Espanya (sic), es dirigeix a Turquia per hivernar allí el seu Grand Soleil. I pel que
diu, deu tenir raó: 25 E diaris és el que val un dia de marina a Kos en temporada alta, per un vaixell de 40 peus, en una marina bona, moderna, segura i que ofereix tots els
serveis. Segons l’anglès, l’estiu passat va haver de pagar uns 150 E per una nit a la Sabina, en una marina on, sempre segons ell, les dutxes estaven fetes un desastre. Formentera és una gran illa, però no crec que Kos tingui res a envejar-li. Potser la cobdícia ens ha fet perdre el nord?; potser la crisi de la que tant ens queixem ens l’hem cercat nosaltres mateixos?.

13.07.2009 Danae, Tramontana y duty free

13 julio 2009 en 11:59 | Publicado en Diario de a bordo | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , , ,

Continuamos en Kos. Hoy ha llegado la Tramontana con fuerza y eso hace que me sienta bien aquí, durmiendo a pierna suelta mientras afuera, nuestro Lolo trabaja duro junto con las amarras. Ayer, Joan Antoni se fue a dar una vuelta con la bicicleta y aprovechó para hablar un rato con las personas que se dedican a “ayudarte” cuando entras en la marina. Básicamente les dijo, qué por favor, no pasaran tan rápido cerca del barco ya que se movía mucho y eso no hacía la estancia agradable. Uno lo entendió pero el más “echao palante”, no. Éste último le dijo que si no estaba a gusto que se cambiara de lugar y efectivamente, minutos más tarde, vino a ayudarnos para ir a otro pantalán más protegido del viento y más lejos de las maniobras de este personal. Llegó amable y yo intenté en esos breves minutos, colocármelo en el bolsillo para que no ocurriera lo mismo que el día anterior. El hombre me dijo que debía confiar en él y yo le dije que no había ningún problema por mi parte siempre y cuando él actuara como un profesional y conocedor de su trabajo, cosa que además, de eso, no me cabía ninguna duda. Eso lo llenó de orgullo y así, en un visto y no visto y con un viento que nos hizo retroceder como si estuviéramos en un tiovivo, nos enderezamos y nos dirigimos hacia el siguiente pantalán en donde entramos sin ningún problema. Más tarde fui a pasear a Suri y de paso, a saludar al Danae, una motora clásica de 30 metros y con las siglas RCNB. Son pocos los barcos españoles que vemos así que cuando aparece uno, siempre te hace ilusión. Lo que pasa, es que estos yates, no son precisamente “asequibles” ya que es un mundo muy diferente al tuyo pero bueno, lo cortés no quita lo valiente, así que con un buenas tardes, un señor me saludó muy amablemente y al decirle que era del Talula, se acordaba perfectamente de nosotros ya que el día anterior fuimos casi vecinos. Se agradece no ser invisible y aún más ahora, que llevamos bandera española nueva. Y por la noche, fuimos a pasear por el casco antiguo de la ciudad. Realmente es una ciudad encantadora con sus murallas, su antiguo puerto rodeado de piedras, sus casas blancas, su mezcla de religiones expresadas en formas arquitectónicas diferentes pero todo ello, aderezado con miles de turistas, tiendas duty freee y fast food. Una pena que vayas a donde vayas, la globalización no perdone y tengas que acabar tomándote una pizza a falta de lo genuino y propio de cada lugar. Pero es que la gente no se cansa de oler, ver y saborear siempre la misma comida?. Dónde queda la inquietud y la curiosidad hacia lo diferente? Dónde quedan las ganas de sorprenderse? Dónde queda la predisposición y la contemplación hacia este mundo tan lleno de todo? Dónde queda la capacidad humana de enriquecerse?. Miedo, falta de motivación, ignorancia, conformismo, arrogancia?. No lo entiendo.

Página siguiente »

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.