21.02.09. LA RUTINA DEL BOULEVARD

21 febrero 2009 en 10:57 | Publicado en Diario de a bordo | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

lanchas1

Un cop ja dins, ahir vam experimentar el que sembla ser un dia típic de travessa en aquest corredor.
A mig matí vam sentir pel canal 16 una veu de dona, probablement d’un veler, que sense entendre molt bé el que deia, semblava un pèl histèrica. Una estona després vam sentir un altre cop un Mayday pel canal digital, de nou sense posició. Vam escoltar atentament i, un cop més, no vam sentir ni aquesta boca és meva; incògnita: els autors de les dos trucades eren els mateixos i havien estat ràpidament  degollats pels inclements pirates?; la trucada tornava a ser un assaig? o, potser, després de fer-la els autors van anar a fer la migdiada?; mai no ho sabrem.
A primera hora de la tarda un vaixell gros de càrrega demanava ajut als vaixells de guerra perquè una llanxa el seguia a una milla; un cas clar de Goliat aterrit per un David. Tampoc en sabem el final.
A mitja tarda ens va tocar a nosaltres: un vaixell de fusta, tipus pescador, però arrossegant sospitosament tres llanxes amb foraborda, va creuar la nostra ruta per la proa; nosaltres vam mantenir la calma i ens quedarem a l’expectativa. El vaixell, després de creuar-se amb nosaltres es va dirigir en direcció contraria a la nostra. Cap problema. Però, just després de la posta de sol, torna a aparèixer el mateix vaixell, o un que si semblava molt, amb les tres comdemnades llanxes. Aquest cop es dirigeixen al Kiribati, el vaixell italià que és clarament el més gros i ostentós; el fet ens sembla coherent amb les pèrfides intencions de qualsevol pirata. Un cop a prop, paren el motor i comencen a cridar alguna cosa cap el veler; en Marco, que observa que son almenys 8 pàjaros, no els entén ni els vol entendre; dona gas i mira de posar aigua pel mig; els presentes pirates, davant aquesta deserció, continuen per on anaven;  els següents en la seva ruta som nosaltres, de manera que jo orso i em disposo a creuar la seva popa; ells continuen endavant i s’acosten molt al tercer veler, el noruec Malin, el que permet al nostre amic Erling distingir que, d’acord amb els preceptes del profeta, tots 8 potencials pirates estan fent la pregaria del capvespre a coberta, agenollats i mirant a la Meca, com dicten als canons. Aquest devoció i el fet de que s’allunyen, ens tranquil·litza; no obstant lo qual i per si de cas, no encenem els llums de navegació fins ben entrada la nit.
Total una jornada típica, barreja d’una mica de pirateria real i força paranoia.
Pel demés, malgrat hem pogut anar a vela unes hores, tornem a tirar de Constantino (motor); l’Eolo ens te força oblidats. Ja hem creuat el meridià 50.

Anuncios

09.02.09.A 330 MILLAS.

9 febrero 2009 en 22:44 | Publicado en Diario de a bordo | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , , , ,

Pues si, ya estamos a 330 millas de nuestro destino. De momento buen viento y navegando a una media de 6,5 nudos. Es hora de cocinar pero no tengo fuerzas para pelearme con la escora que llevamos hoy, así que, probablemente, abriré unas latas de comida que aunque no sea lo más delicioso si lo más práctico.
Hoy JA ha estado hablando con un amigo español-francés que conocimos en Langkawi y que está haciendo un transporte de un velero al Mediterráneo. En estos momentos se encuentra en la zona más conflictiva del Golfo de Adén. Cada día dice que suenan las alarmas de Mayday. Ayer por la noche, un pescador arrastraba tres lanchas rápidas y cuando se acercaba a los barcos, éstos, lanzaban el SOS y poco después, los helicópteros sobrevolaban la zona. También decía que el corredor de seguridad va saturadísimo de veleros y mercantes por lo que es bastante seguro aunque los piratas se pasean por los alrededores provocando mucho nerviosismo. Luego le ha preguntado por la “guapa muchacha” (palabras textuales)y le ha dicho que lo mejor que puedo hacer, es vestirme de musulmana y que no seamos abordados por los piratas ya que entre los bienes más preciados que pueden obtener de un velero, es una muchacha joven y guapa. Os imagináis, yo, secuestrada por un grupo de piratas somalíes o yemeníes y siendo luego rescatada por las fuerzas internacionales?

P.D: me voy a tirar la línea que aún no he pescado nada. El otro día, justo recogiéndola antes de que anocheciera, picó un buen pez y luego se soltó. Cuando es así, siempre les sonrío. Hoy estoy de buen humor :-)

08.02.09

8 febrero 2009 en 20:45 | Publicado en Diario de a bordo | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

Primeras alarmas y…esperemos que las últimas.
Eran las 6 de la tarde; estábamos leyendo y de repente oímos una sirena de alarma ensordecedora; no teníamos ni pajotera idea de que se trataba pero evidentemente alguno de nuestros numerosos instrumentos nos estaba advirtiendo de algún peligro/problema. Pronto descubrimos que era nuestra nueva radio VHF, la cual incorpora un sistema digital de alarma; en breve y sin tecnicismos: habíamos recibido una señal de MAYDAY (en la práctica marina, un Mayday es el nivel máximo de señal de socorro y es mandado por una tripulación que se encuentra en inminente riesgo de naufragio o pérdida de barco). Durante la tarde habÌamos visto un par de barcos de madera (¿pesqueros?, ¿comerciantes a la antigua usanza de los mercaderes árabes?,..), que, estando a mil millas de la tierra más cercana, resultaban un tanto sospechosos (todo empieza a resultarnos sospechoso…¿Paranoia se le llama a esto?). Relacionamos los dos hechos inmediatamente lo que alimentó concienzudamente nuestra naciente paranoia.
Rápidamente escuchamos el canl 16 de VHF y, simultáneamente, la frecuencia de alarma en HF (2182khz)para tratar de asociar alguna voz a la alarma y enterarnos de que estaba pasando, donde, …
El final es decepcionante aunque feliz: después de escuchar atentamente ambas radios durante media hora, no oimos absolutamente nada; esta mañana hemos preguntado en la red de radio por la que nos comunicamos unos 20 barcos y nadie había oído nada.
Total, o nuestra radio nuevecita se quedó con nosotros o alguien estaba experimentando con la suya, para saber que hacer cuando llegue el momento, se le disparó sin querer y esta mañana no tuvo el coraje de confesarlo. En ambos casos, como decíamos, un final feliz.

Blog de WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.