23.09.2009 Vida

23 septiembre 2009 en 19:35 | Publicado en Diario de a bordo | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , ,

Después de un generoso desayuno en Cal Mariner como cada mañana, Mayte nos dejó su coche. Enfilamos la carretera que nos conducirá hasta Sant Pere de Rodes. Una vez allá, nos adentramos en sus piedras y disfrutamos cada detalle que observamos. Desde fuera, contemplamos el Port de la Selva y parte del Parc natural del Cap de Creus. El Alt Empordà está a nuestros pies. Respiras profundamente y emites un suspiro largo, constante y lleno de recuerdos. A veces, parece como si todo hubiera sido un espejismo, un sueño largo en un sofá con un libro abierto sobre las rodillas, una película de domingo por la tarde tumbado en el sofá, un algo raro que ha estado ahí y que ha sido muy intenso pero que de repente, ha desaparecido. Eso, un largo suspiro. Por la noche, cena de despedida en Ca La Paquita, amenizado con unos mejillones cuya salsa era tan deliciosa que pedimos cuchara para beberla y de segundo, un suquet de peix que nos hizo bajar rodando las escaleras del restaurante. Como cuida la familia y qué bonito es compartir con ellos historias y recuerdos que te hacen saber un poco más de donde proceden y a donde van. Vida.

Anuncios

Dejar un comentario »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: